La marcha de los trabajadores, organizaciones sociales e indígenas finalizó pacíficamente la tarde de este miércoles, 23 de marzo, en la Plaza Santo Domingo, en el Centro Histórico de Quito. Los manifestantes piden el archivo del proyecto de Ley de Inversiones que debe decidir la Asamblea Nacional hasta este jueves.

Nelson Erazo, presidente del Frente Popular, sostiene que el principal argumento para rechazar el proyecto es que este permitiría la privatización de cualquier activo estatal.null

«Pueden llamarle alianza público privada, pueden llamarlo concesiones, delegaciones, como quieran, todas tienen un mismo objetivo que es la privatización de las empresas estatales, lo que encarecería mucho más el costo de visa».

Para Leonidas Iza, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), hasta el agua podría ser entregada con la Ley de Inversiones.

«Esa Ley manifiesta que todos los sectores estratégicos del Ecuador pueden ser delegados y esa es una forma de privatización que no podemos permitir«.

Otros puntos expresados en la marcha incluyeron la sostenibilidad de la Seguridad Social, la Ley de Aborto en casos de violación, mayor presupuesto para la educación y la elaboración de un nuevo Código de Trabajo Unificado.

José Villavicencio, presidente de la Unión de Trabajadores del Ecuador, espera que no se retroceda en derechos para sus agremiados.

Para el Gobierno, los llamados a la protesta son parte de un proceso de desestabilización con discursos como el de la privatización del agua, que, asegura, no son ciertos.

FUENTE: ECUAVISA