Al Movimiento Plurinacional Pachakutik le tomó casi una semana emitir un comunicado de solidaridad con el presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), Leonidas Iza, a propósito de las declaraciones del presidente Guillermo Lasso que lo calificó como un “anarquista violento”.

Según Pachakutik, lo dicho por el mandatario es grave y pretende intimidar a todas las personas “que se oponen a su política extractivista y de privatización de los recursos mineros y petroleros”.

El comunicado firmado por el coordinador de la organización política, Marlon Santi, asegura rechazar la prepotencia y el autoritarismo venga de donde venga. El documento se hizo público en la redes sociales de Pachakutik el lunes 27 de diciembre. Lasso hizo las declaraciones el 21 de diciembre.

Agrega que “oponerse a la política neoliberal empobrecedora de la mayoría de la población ecuatoriana y presentar alternativas de solución democrática y desarrollo humano sustentables no es plantear un desorden antidemocrático”.

La relación entre los líderes de Pachakutik y la Conaie se tensaron luego de que Iza convocara a los asambleístas de la organización política a un proceso de rendición de cuentas que podría desembocar en justicia indígena.

“El señor Leonidas Iza es eficiente en incendiar edificios públicos, en agredir a la ciudad de Quito. Quiere, por fuera de la democracia, crear un ambiente de anarquía, donde no sabemos qué propone, qué quiere para el Ecuador”, señaló Lasso en una entrevista.

Advirtió, que le enfrentaría con la Constitución y la ley en la mano, a propósito de las protestas anunciadas por las organizaciones sociales a mediados de enero de 2022. «Terminarán con sus huesos en la cárcel», aseveró. EXPRESO