Así lucen los laboratorios privados en la capital, hay un máximo de 5 pacientes esperando por una prueba COVID-19. En este centro semanas atrás llegaban hasta 500 personas al día, hoy son 100.

Sin embargo, el índice de positividad continúa siendo alto.

El hospital centinela IESS Quito Sur, también registra el descenso en la demanda de paciente con síntomas respiratorios, antes eran largas las filas en las carpas de evaluación hoy, el flujo es bajo.

Se debe a que los pacientes que se enfermaron en diciembre, ya han superado el virus y su etapa de contagio

Los médicos sostienen que el descuido durante las festividades de diciembre ocasionó un repunte de casos y ahora que se aproxima el feriado de carnaval piden a la comunidad mantener las medidas de bioseguridad para evitar un colapso hospitalario.

FUENTE: ECUAVISA