Desorientados y con sus caritas llenas de tristeza, deambulaban por las calles de Calderón varios perritos, que este este viernes 03 de junio del 2022 fueron desalojados, de la que por mucho tiempo fue su casa, el refugio “Amigos de Isabela”, el lugar que les brindó abrigo, calor y protección pero que hoy, no los recibe más.
El refugio “Amigos de Isabela” estaba ubicado las calles la Independencia en el sector conocido como “La Pampa” en la parroquia de Calderón, este lugar albergaba alrededor de 270 perros, que fueron rescatados de la calle con la intención de darles una vida más feliz, un poco de comida y amor.
Sin embargo, este viernes la situación se tornó difícil para los perritos y los líderes de la fundación, pues el espacio que ocupaban, era de un dueño externo, que hace tiempo les había ofrecido las instalaciones de manera solidaria sin ningún costo, sin embargo, el dueño del terreno lamentablemente falleció en el 2020 a causa del Covid, su viuda procedió a vender el predio.
Valeria vocera del refugio, con mucha impotencia, tristeza y lágrimas en los ojos comentó: “pedimos al Municipio que por favor nos done un terreno, un terreno de tantos que tienen abandonados”.
Pues según testimonios del refugio, de parte del Municipio de Quito durante la administración de Jorge Yunda se ofreció un terreno en el sector de Bonanza, ahí mismo en Calderón, ofrecimiento que hasta la fecha no se ha cumplido.
“Hicimos los trámites, sacamos los permisos, y desde mayo del 2021, va un año y no nos han sabido dar la respuesta del terreno, en procuraduría ya está tres meses el papel, y nadie nos da una respuesta, ahí se quedan los papeles”, añadió Valeria sobre el pedido que se continúa haciendo a las autoridades, para que puedan donar un espacio para los más de 270 peluditos que hoy se quedaron en la calle nuevamente.
En varios videos que circulan en redes sociales, se pudo apreciar que personas acompañadas de la policía acudieron al refugio para llevar a cabo el desalojo, donde de manera violenta se tumbaron las puertas, se destruyeron casas de madera e incluso personas golpearon y maltrataron a los perros para obligarlos a salir, dejando un panorama triste y desalentador
Organizaciones como Dog Walking acudieron al rescate de varios peluditos, Cristian Bohórquez vocero de esta institución comentó “estas cosas no pueden suceder por ningún motivo, desalojar un refugio es algo muy delicado, hay muchas vidas vulnerables que se ponen en riesgo, entonces no se puede hacer de esta manera tienen que advertir, avisar, tener un plan de contingencia, un plan b, canalizar los casos, las autoridades debían ayudar a canalizar la vida de estos animalitos, no botar la puerta de manera violenta, necesitamos apoyo, cada persona puede donar un camión, adoptar un perrito, invitamos en la comunidad a que nos ayude estamos en La Pampa – Calderón”

Perritos que no querían abandonar su hogar

¿Qué dijo la dueña del terreno?

La dueña del terreno también pudo apreciar como en la calle quedaron rejas destruidas, pedazos de madera, llantas y colchones que pertenecían a la fundación “Amigos de Isabela”, y varios perritos retenidos en la cancha para que no escapen.
En entrevista para Cero Latitud mencionó que lo que ocurrió “es un problema que viene dándose hace más de dos años, la señora estuvo aquí sin pagar arriendo, porque nosotros le prestamos el terreno porque era rescatista, pero lamentablemente mi esposo falleció en agosto del 2020 por Covid, yo me vi obligada en vender el terreno. Le comunique a la señora que el terreno había sido vendido y que tenía que desocupar, me dijo que le de algunos plazos de tiempo y no cumplió, lamentablemente al no cumplir, los nuevos dueños me pedían el terreno, entonces tuvimos que iniciar el juicio para desalojo ella sabía, ella tenía conocimiento, lamentable tuvimos que llegar a esto porque ella no fue responsable con su trabajo”
Sin embargo, Valeria representante del refugió comentó que no tenían conocimiento del desalojo, pues simplemente la gente llegó junto con la policía y una orden judicial a destruir todo.

¿Qué dijeron las autoridades municipales?


En primera instancia desde el departamento de comunicación del Municipio de Quito se informó que
“El Municipio no hizo el desalojo, sino que corresponde a una decisión de un juez de inquilinato, producto de una demanda interpuesta por el propietario del inmueble”.
Posteriormente la tarde de este viernes 3 de junio de 2022 se ofreció una rueda de prensa, en la que Francisco Viteri, secretario de Salud y Gianinna Holguín, directora ejecutiva de la Unidad de Bienestar Animal (UBA) informaron sobre la situación de los animales de compañía de Calderón.
“Respecto de los hechos acontecidos en esta mañana, de conocimiento público, informamos que es un hecho privado, que ha sido tratado en los juzgados correspondientes, respecto de una situación que se da entre un arrendatario y un arrendador, situación que ha desencadenado en un desalojo de una propiedad, ante lo cual, teniendo de por medio los animales, el Municipio de Quito implementó una atención emergente”, señaló Francisco Viteri.
Así mismo, la Unidad de Bienestar Animal se comprometió a dar apoyo correspondiente en la gestión de la reubicación de los animales que se requiera con apoyo de entidades de la sociedad civil, así como atención veterinaria y asistencia alimentaria hasta que la fundación llegué a dar mejor atención a los animales y que puedan ser atendidos por otras fundaciones u otros organismos y que pueda resolver su situación jurídica.
Valeria vocera de la fundación apela a la sensibilidad de la ciudadanía, con desesperación y lágrimas en los ojos pide que alguien pueda ofrecerles un terreno prestado o alquilado para que puedan reubicar a los perros, y si pueden venir a adoptar este es el momento.