“Siempre ha sido mi sueño poner un lugar donde me sienta identificado y este  parte de mi corazón”

Carlos Jiménez  de 33 años, dueño de  la Picantería “El Chagrita” me recibe amablemente  temprano y  mientras pone música  para ambientar  su local, me explica la razón de su negocio, un lugar donde a más   de agasajar el paladar, el comensal se reencontrará con  un mundo de tradiciones que son parte de la cultura chacarera.

Al entrar a su local, se puede descubrir la fusión de este cruce entre la gastronomía  ecuatoriana de platos típicos como el caldo de patas, librillo, caldo de 31, fritada, papas con cuero y una exquisita bebida innovadora de su creación “la chicha de sunfo”  uno de los platos fuertes; rodeado de varios objetos  como cuernos y cabezas de toros embalsamados, sombreros , ponchos de lana, zamarros, cuerdas  y  que son parte de la indumentaria del  chagra de  Machachi (Cantón Mejía)   acompañado de bufanda, botas y espuelas.

Algo muy  peculiar  en el lugar, es un altar dedicado al Divino Niño vestido de chagra, un regalo de su hermana mayor.  Él, aún no tiene hijos  y lo aceptó como si fuera suyo conservándolo con respeto, admiración y fe.

“El Chagrita”  o el  “Dos más Dos” Don Jiménez  como le conocen, porque años atrás caminaba en los páramos junto a sus amigos para arrear al ganado y además ha paseado gustoso en las mejores plazas en las corridas de toros en distintos lugares como  Cayambe, Salgolquí, Pintag ;  me cuenta entusiasmado  que el amor por  la gastronomía y la cultura chacarera le surgió a temprana edad, debido a su abuelita a la que veía   fascinado cocinar preparando deliciosa comida y por otro lado, heredó  el espíritu chacarero de la familia de su abuelo, quienes son  oriundos de Guitigalta y de ahí sobrevino la idea de formar este reencuentro  y   plasmarlo en su negocio,  ubicado en la segunda etapa del  sector de Carapungo (Avenida Jaime Roldos Aguilera y Rumiñahui) congregando sus dos pasiones.

En lo posterior, éste chef  de profesión dedicado hace 15 años a la culinaria, dice que en un futuro, su pensamiento es crecer y junto con un compañero cayambeño, tiene el proyecto de traer un toro mecánico, grupos de danza   y otras cosas más para seguir reafirmando la identidad cultural  chacarera y difundir  las manifestaciones gastronómicas  de nuestro país.

 “Chagra  proviene de la palabra quichua chacra  que significa tierra”. El chagra,es una persona de páramo que se dedica al sembrío y  al cuidado del ganado”

“El sunfo es una  planta   que se da en las alturas de los páramos  y se utiliza como tónico para el frío, fuente de energía y para el mal de altura”./R. Encalada