Con el objetivo de vigilar las adecuadas condiciones higiénico-sanitarias para garantizar que los productos elaborados son seguros para su comercialización y consumo, se realizaron controles en plantas procesadoras de cárnicos de Quito.

En estas visitas de control se verificó que los trabajadores utilicen la indumentaria adecuada para la manipulación de alimentos, como el uso de mandiles, cofias, guantes, etc.; además, se revisó que las máquinas en las que se elaboran y empacan los productos cárnicos tengan un correcto funcionamiento y limpieza.

De igual forma se realizó la revisión de la correcta aplicación de la cadena de frío y posterior almacenamiento del producto final.

Las labores de control de los técnicos zonales de Arcsa relacionadas con las Buenas Prácticas de Manufactura de establecimientos que elaboran alimentos procesados, se ejecutan de acuerdo a la planificación establecida para este año con el fin de verificar el cumplimiento de la normativa sanitaria para cuidar la salud de todos los ecuatorianos. CL