La Policía Nacional, a través de la Dirección Nacional de Asuntos Internos, confirmó la desvinculación de sus filas de siete servidores policiales directivos y dos técnicos operativos, el viernes 18 de noviembre del 2022. Esto, luego que concluyeran los procesos administrativos-disciplinarios contra 13 uniformados investigados por el caso María Belén Bernal.

Entre los separados de la institución se encuentra Germán Cáceres, quien sería el autor de la muerte de la abogada, quien fue encontrada sin vida el pasado 11 de septiembre del 2022. 

Así mismo, también fue dado de baja el exdirector encargado de la Escuela Superior de Policía, Freddy Jara. Mientras que los cuatro servidores restantes, dos oficiales y dos policías operativos fueron absueltos, y por ello continuarán dentro de la institución. 

FUENTE: EL TELÉGRAFO