Un policía que evitó un asalto en un restaurante de Quito la noche del sábado 15 de enero, fue procesado por el delito de homicidio. En la acción uno de los dos delincuentes falleció. El percance se dio en el sector de Cotocollao al norte de la capital.

De manera violenta antisociales ingresaron a un local y procedieron a amenazar con armas de fuego a los clientes, para luego quitarles sus pertenencias. Dentro del lugar se encontraba el servidor policial que se enfrentó a los delincuentes, producto de esto el policía resultó herido, uno de los sospechosos logró huir mientras que el otro falleció en el sitio

Ante esto la institución policial, detalló que el agente dentro de su «procedimiento profesional y facultado legalmente, ante la amenaza inminente y en protección de la vida de terceros y propia, ejerció el uso progresivo, proporcional y racional de la fuerza con su arma de fuego entregada en dotación por el Estado para neutralizar una acción delictiva».

Sin embargo, el fiscal de turno de la Unidad de Flagrancia solicitó una audiencia de calificación de la flagrancia y formulación de cargos, que fue realizada el domingo la noche del domingo 16 de enero. En la Unidad Judicial Penal con Competencia en Infracciones Flagrantes, con sede en la parroquia Mariscal Sucre del Distrito Metropolitano de Quito, se llevó a cabo la diligencia en la que el fiscal formuló cargos por homicidio en contra del policía, Marco Vinicio Parra Narváez y también pidió medidas cautelares.

Mediante un comunicado, la Policía Nacional ratificó que su «misión constitucional» es garantizar la seguridad ciudadana y el orden público, basándose en la normativa legal en todo el territorio nacional.

También resaltó que, «ante este suceso, el mando institucional brindará todo el respaldo jurídico a las actuaciones policiales efectuadas dentro de la legalidad, mediante el apoyo del Departamento de Defensa Institucional, reiterando que nuestra labor se enmarca en el irrestricto respeto de los derechos humanos».

Finalmente,  reiteró que la institución como «guardiana de la seguridad y el orden, ratifica su compromiso con la ciudadanía de servir y proteger, ofrendando la vida si fuese necesario».

FUENTE: vistazo.com