Este lunes el Prefecto del Azuay, Yaku Pérez entregó respiradores mecánicos a los principales hospitales de la ciudad de Cuenca y la región.

Con gran expectativa esperaron en Cuenca, los médicos, enfermeras y resto de personal de salud quienes recibieron los tan necesarios respiradores mecánicos.

Un total de 3 respiradores o ventiladores mecánicos fueron entregados a los representantes del Hospital José Carrasco Arteaga del IESS, así como también 2 respirados o ventiladores al Hospital Regional Vicente Corral Moscoso (Cuenca), sumado a esto 1000 mascarillas N95, 30 trajes de protección antifluidos (reutilizables), 25 galones de alcohol desinfectante y 20 pacas de papel higiénico a cada hospital, respectivamente. 

Frente a la pandemia del coronavirus, hay algunos equipos que permiten salvar vidas y que son los más preciados al momento en que un país llega al peak de contagios: respiradores artificiales, camas de hospital y mascarillas. Es por ello que el prefecto Yaku Pérez ante la poca demanda que existe en los dos Hospitales de Cuenca, entregó 2 ventiladores mecánicos que se suman a los aproximadamente catorce en funcionamiento que posee el Hospital Vicente Corral Moscoso, y 3 que se suman a los 23 ventiladores aproximadamente con los que cuenta el Hospital del IESS de Cuenca. 

Es lo menos que podemos apoyar desde la Prefectura del Azuay entregando estos insumos médicos y equipos de respiración, frente a la gran responsabilidad del personal de salud que carga en sus hombros, ya que ustedes se convierten en la esperanza para salvar vidas, señaló Yaku Pérez durante la entrega.

De su parte Iván Feicán, Gerente del Hospital Vicente Corral Moscoso, manifestó que los respiradores e insumos entregados serán de gran utilidad y muy bien utilizados, “agradezco a nombre de las personas que pueden llegar a ser Covid y utilizar estos equipos”, argumentó además que los respiradores serán fundamentales para la atención hospitalaria de la casa de salud.  

Los respiradores serán bien canalizados para los pacientes afiliados y cualquier persona que acuda al hospital y lo necesite, agradecemos la gestión de la Prefectura del Azuay con esta entrega que se traduce a “salvar vidas”, expresó Patricio Milibak, Gerente del Hospital del IESS de Cuenca.

Contribuimos para que no se apague una vida más de algún hermano, por eso hoy entregamos estos equipos e insumos médicos, no solo pensando en la provincia, sino en un país que tanto lo necesita y que tal vez van a venir pacientes de otras partes del Ecuador a ser atendidos en nuestros hospitales, finalizó el Prefecto Yaku Pérez. CL