Guillermo Lasso, presidente de la República, confirmó que la reubicación de personas privadas de la libertad en las principales cárceles del país seguirá, para «mantener el control» en los centros penitenciarios. Otro de los propósitos de estos cambios es eliminar el hacinamiento de internos.

«No detendremos nuestro combate a la delincuencia», reiteró el primer mandatario la noche del martes 8 de noviembre del 2022. Así se buscará frenar los actos violentos que se han producido en las cárceles, que han producido muertes y heridos por enfrentamientos entre organizaciones cirminales. 

Cabe destacar que la Policía Nacional, además de la reubicación de ppl, también realiza operativos para decomisar armas y otros elementos prohibidos dentro de los centros penitenciarios. 

FUENTE: EL TELÉGRAFO