Procesadora de cárnicos fue clausurada en Quito por irregularidades sanitarias

Vistas 160

En atención a una denuncia ciudadana recibida por el Sistema Integrado ECU 911, la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) clausuró de manera preventiva una planta procesadora de cárnicos ubicada en la zona sur de Quito.

Técnicos de la institución, junto con funcionarios de la Agencia Metropolitana de Control y elementos de la Policía Nacional, realizaron la verificación documental así como las condiciones higiénico-sanitarias del lugar.

Allí se evidenció que la planta no contaba con el permiso de funcionamiento vigente de Arcsa, además de que el establecimiento se encontraba cercano a focos de insalubridad, tenía presencia de plagas y presentaba mal manejo de desechos orgánicos.

Además se constató que la materia prima destinada a la elaboración de embutidos no tenía los certificados de calidad/origen y presentaba riesgo de contaminación cruzada al momento del almacenamiento. También se hallaron inconsistencias relacionadas al etiquetado de los alimentos procesados.

Al evidenciar estos presuntos incumplimientos a la Ley Orgánica de Salud y con el fin de cuidar la salud de la población, Arcsa procedió a la clausura temporal del establecimiento hasta que se ejecute el debido proceso y se subsanen las observaciones sanitarias.

La ciudadanía puede a reportar posibles incumplimientos a la normativa sanitaria en establecimientos destinados a la elaboración y/o comercialización de productos de uso y consumo humano por medio de la aplicación gratuita Arcsa Móvil, disponible en Play Store y Apple Store.