Cientos de miles de personas manifestaron en diversas ciudades del mundo contra el nuevo presidente de Estados Unidos, un día después de su juramentación en Washington. En la capital estadounidense, la “Marcha de las mujeres” espera reunir unas 200.000 personas lideradas por varias figuras del espectáculo.

Esta jornada mundial de protesta el sábado se inició en Australia y Nueva Zelanda donde miles de personas salieron a las calles de Sídney, Melbourne, Auckland y Wellington para protestar por el desprecio que Trump ha mostrado en múltiples ocasiones contra el género femenino.

La idea de esta manifestación fue lanzada por una desconocida abogada jubilada de Hawai, Teresa Shook, y fue tomando cuerpo a través de las redes sociales. “¿Y si las mujeres desfilaran masivamente en Washington durante la investidura?” preguntó. El llamado fue ganando adeptos hasta concretarse en las manifestaciones de este sábado en todo el mundo.

En Europa, las mujeres también salieron a las protestar en medio de la ola de frío que golpea a varios países. Ciudades como Berlín, Praga, Londres fueron el escenario para ríos de mujeres y hombres hostiles al discurso del nuevo inquilino de la Casa Blanca.

El ruido de las protestas llegará muy seguramente a los oídos de Trump, quien prestó juramente el viernes en el Capitolio de Washington. Un día después, a muy poca distancia la llamada “Marcha de las mujeres” espera reunir a 200.000 manifestantes y avanzar dos kilómetros por el National Mall,donde Trump fue investido como presidente.

Una larga lista de oradores, entre los que figuran el cineasta Michael Moore, la actriz Scarlett Johansson y la legendaria defensora de los derechos civiles Angela Davis calentará los ánimos de los manifestantes antes del inicio de la marcha. Cantantes muy populares como Cher y Katy Perry, así como la actriz Julianne Moore, también anunciaron su participación.

Los organizadores anunciaron otras 300 marchas similares en otras ciudades estadounidenses como Nueva York, Boston, Los Angeles y Seattle.

El viernes por la noche, Washington fue el teatro de violentos disturbios, tras la juramentación de Trump. Basureros, coches incendiados, vitrinas rotas, gases lacrimógenos fueron el resultado de una noche de enfrentamientos que terminó con el arresto de 217 personas y seis uniformados heridos. RFI Español