En  el programa radial de “Puerta a Puerta” de Cero Latitud, que se transmite todos los sábados a partir de las 10h00 en distintos sectores de la parroquia de Calderón se celebró a las mamitas del mercado de Carapungo con la presentación de varios artistas invitados.

Almafer (Fernando Guachala)  más conocido como el “Emigrante Cantor” con su canción 60 y Piquito  envió un mensaje de reflexión  a los hijos ingratos que han abandonado  a su madre. “Todo es en vida, cuiden, valoren y respeten a sus madres”. Expresó.

El grupo de Teatro quiteño Eclipse solar hizo reír a los espectadores con su gran comicidad acompañados de Carito Díaz (San José de Minas), Dayan Rivera (Carapungo) y Darwin Pinchao; (San José de Morán) jóvenes artistas ecuatorianos que pusieron a bailar a las mamitas y a recordar con varios temas del ayer.

Este programa  también se realizó gracias al apoyo del Gobierno Autónomo Descentralizado de la Parroquia de Calderón,  Agencia  de Coordinación Distrital de  Comercio y la Administración del Mercado.

Isabel Bejarano Presidenta de la Parroquia en su discurso envió un saludo fraterno para las madres presentes y obsequió una rosa a cada una de ellas. /R. Encalada

Datos curiosos:

Cada año festejamos a nuestra mamá con flores, regalos, abrazos, besos y una deliciosa comida, pero ¿te has preguntado de dónde viene esta celebración?

Honrar a la madre es una tradición antiquísima que se remonta a la antigua Grecia, cuando le rendían honores a Rea, madre de los dioses Zeus, Poseidón y Hades. Tiempo después los romanos adoptaron esta celebración que llamaron Hilaria y los festejos, que duraban tres días, se realizaban el 15 de marzo.

Con el paso de los siglos esta tradición fue evolucionando. Los católicos tomaron este festejo pero para honrar a la Virgen María, la madre de Jesús.

Siglos más tarde, en el XVII, en Inglaterra se llevaba a cabo un festejo similar relacionado con la Vírgen y se le llamaba «Domingo de las madres».

Fue hasta el siglo XIX, en 1870, cuando la activista y poetisa Julia Ward Howe escribió un llamado a la paz y al desarme bajo el título «Día de las madres» y tres años más tarde mujeres de 18 ciudades de Estados Unidos se organizaron y se reunieron a festejar el Día de las madres, pero no fue sino hasta 1907, cuando Ana Jarvis, después de dos años de la muerte de su madre, quien se había esforzado por conmemorar el esfuerzo de las madres trabajadoras, organizó nuevamente un Día de las madres y a partir de ese día siguió luchando para que se extendiera el festejo a todos los territorios estadounidenses.

En 1914 el presidente estadounidense Woodrow Wilson declaró el segundo domingo de mayo como el Día de las Madres y poco a poco este festejo se fue expandiendo por todo el mundo.

En países como México este festejo se celebra desde 1911, pero fue hasta 1922 cuando se institucionalizó. Se dice que la iniciativa formó parte de un movimiento feminista de la época.

La iglesia católica promueve el festejo del Día de las Madres el 8 de diciembre, mismo día en que se venera a la Inmaculada Concepción.

Tomado de: www.mujer.com