Una fuerte granizada sorprendió a Quito este viernes 1 de octubre del 2021. En el centro norte de la urbe se formó una capa de al menos 30 centímetros de alto.

La movilidad vehicular se detuvo por completo en la salida del túnel Guayasamín por lo espeso de la capa. Los automotores quedaron cubiertos de un manto blanco por la magnitud de la granizada.


Lo mismo ocurrió en la avenida 6 de diciembre y Los Shyris, donde se sintió con fuerza el golpe climático. 

Tras unos 20 minutos de intensa caída de hielo, la situación se tornó más compleja para los conductores, pues empezaron a formarse lagunas de agua helada en las vías.

Los puentes a desnivel también empezaron a colapsar, impidiendo el tránsito vehicular. Por ello se cerró el tránsito hacia el túnel Guayasamín, ya que el paso a desnivel se inundó, al igual que las avenidas del redondel de la Plaza Argentina. 

IMÁGENES CORTESÍA DEL COE METROPOLITANO

FUENTE: EL TELÉGRAFO