Brigadas de atención en salud realizaron este sábado 18 de abril pruebas de COVID-19 a ciudadanos en sus casas.

Mientras que familias necesitadas recibieron productos de primera necesidad en el barrio El Mirador, ubicado en el noroeste de la capital ecuatoriana, Quito. 

Así lo aseguró la Vicepresidencia de la República en un comunicado en el que señaló que el Gobierno y el Municipio de Quito juntan esfuerzos para multiplicar brigadas de atención integral a familias de la capital. 

El vicepresidente de Ecuador, Otto Sonnenholzner, el alcalde Jorge Yunda y el presidente del Comité de Operaciones de Emergencia, COE Provincial, Agustín Albán, supervisaron estas acciones en beneficio de los habitantes de Quito. 

«Esta iniciativa que ya se desarrolla en Babahoyo y Guayaquil, ahora se implementó en Quito», señala la Vicepresidencia en un comunicado.

En Ecuador hay pruebas de COVID-19 para casi el 1.2% de la población

Sonnenholzner aseguró que las brigadas llegan de forma aleatoria con pruebas rápidas y PCR, lo cual permitirá medir el nivel de impacto del virus y también atender de forma temprana a pacientes que reportan una sintomatología relacionada con el COVID-19.

Yunda explicó que esta actividad aportará a que existan más indicadores para enfrentar la pandemia, «se está haciendo el isopado y las pruebas inmunitarias, con ello lograremos cercar al virus. Es muy importante hacer este tipo de diagnóstico a tiempo para orientar a quienes están contagiados», indicó.

Durante este sábado, además, se fumigaron calles y viviendas y se entregaron 1.500 kits de víveres que son parte de las donaciones de la empresa privada y la sociedad civil mediante la campaña «Dar Una Mano Ecuador», impulsada por el Gobierno, a través del Ministerio de Inclusión, Económica y Social (MIES).

Al respecto, Albán recalcó que son conscientes de que después de varias semanas del aislamiento social obligatorio en las casas hacen falta provisiones.

«Identificamos a quienes más lo necesitan y hemos traído alimentos para apoyarlos en estos momentos de dificultad», indicó.

Las autoridades destacaron la articulación entre todos los niveles de Gobierno para evitar más contagios.

La actividad de este día es una muestra de la suma de voluntades y «del trabajo en conjunto, dejando de lado la política, en un país que necesita que todos estemos unidos resolviendo los problemas de la gente», enfatizó el segundo mandatario.

Según las cifras oficiales reveladas este sábado, en Ecuador el número de fallecidos confirmados por coronavirus ascendió a 456, y el de contagiados a 9.022.

De acuerdo al Ministerio de Salud, hay además 731 fallecidos probables por COVID-19 en Ecuador, donde el mayor porcentaje de decesos por la enfermedad (207) han ocurrido en Guayas.

Esta provincia concentra el 68,2 por ciento de los contagiados (6.150), seguida por Pichincha con 794 positivos, representa el 8,8 por ciento.

Guayaquil ha sido la urbe más golpeada de la provincia, con 4.611 casos, en tanto que la capital de Ecuador, es la más afectada de Pichincha con 734 positivos de coronavirus.

A esas dos provincias, les siguen en número de contagios las de Los Ríos (304), Manabí (274), El Oro (247), Azuay (217), Santa Elena (135), Cañar (125), Chimborazo (108), Loja (105), mientras el resto de provincias tienen menos de un centenar de casos cada una. Ecuavisa