Las cifras oficiales revelan que existe un descenso en el número de atenciones por COVID-19 en Ecuador. Sin embargo, hay hospitales donde las áreas de cuidados intensivos y de hospitalización permanecen totalmente ocupadas.

De acuerdo con la ministra de Salud, Ximena Garzón, esto se debe a que la mayoría de los contagios son a causa de la variante ómicron.

A escala nacional, en centros públicos y privados permanecen por COVID-19, 1.585 pacientes en hospitalización, que representa una ocupación del 71%. Mientras, 525 enfermos, están en cuidados intensivos, lo que equivale al 77% de ocupación. A inicios de este mes, las cifras bordeaban casi el 100% en ambos espacios.

Es la realidad en el Hospital IESS de los Ceibos, donde su director, médico Andrés Albán, detalla que, aunque no hay lista de espera para pacientes que requieren una cama en UCI, sigue habilitado un espacio con 25 camas de cuidados críticos, para quienes se agravaron por el coronavirus.

En Cuenca, hay casas de salud que registran este mismo escenario, con una ocupación en sus Unidades de Cuidados Intensivos que supera el 95%.

En Quito, en el Hospital Militar también se observa una disminución en el número de atenciones de pacientes contagiados. En esa casa asistencial, durante este mes, se adecuaron nuevamente áreas que poco a poco se descongestionan.

Sin embargo, los médicos recomiendan a la población no relajarse y continuar con las medidas de bioseguridad.

FUENTE: ECUAVISA