Existe preocupación entre las autoridades del Registro Civil de Ecuador por el número de
funcionarios del área operativa, e incluso administrativa, que se han contagiado de COVID-19 desde el inicio de la pandemia en el país, en marzo de 2020.

La institución mantuvo la atención presencial desde esa fecha, a fin de receptar inscripciones de defunción. De igual manera, los servidores públicos de esta entidad, perteneciente a los sectores estratégicos, se han incorporado al trabajo presencial de forma ininterrumpida desde el mes de septiembre de 2020.

Registro Civil de Ecuador atiende un promedio de 20 mil ciudadanos diarios en las agencias a escala nacional, respetando el aforo del 50 % y las normas de bioseguridad; pese a respetar las medidas, 297 funcionarios de 1858 se han contagiado de COVID-19, en cumplimiento de sus labores.

Cabe indicar que el personal de atención directa al público ha sido capacitado de manera específica para atender los diversos trámites que se prestan, entre ellos: cédulas, pasaportes, inscripciones de nacimiento y defunción, firma electrónica; emisión de partidas y certificados de nacimiento, matrimonio, defunción.

Adicional a ello, esta entidad de servicios laboró en jornadas cívicas extendiendo los horarios de atención para el servicio de cedulación previo a la primera y segunda vuelta electoral del 7 de febrero y del 11 de abril, respectivamente, con gran afluencia de ciudadanos.

En total más de 397 mil ciudadanos obtuvieron su documento de identidad desde el 30 de enero hasta el 11 de abril del año en curso.

El Director General, Econ. Rodrigo Avilés Jaramillo, ha realizado acercamientos con autoridades del Ministerio de Salud Pública, a fin de solicitar que sus funcionarios, principalmente del área operativa, sean considerados de primera línea, para que puedan ser incluidos en el plan de vacunación del Gobierno Nacional. Estamos a la espera de una respuesta.