La portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, Maria Zajarova, ha advertido este miércoles a los países que colaboren con Ucrania, ya sea con el envío de armas o voluntarios, que habrá consecuencias.

«Cualquier implicación en el suministro de armas o el envío de los llamados voluntarios (a Ucrania), cualquier experimento en este sentido, conllevará responsabilidad para los países correspondientes», ha indicado antes de matizar que «Europa debe ser consciente de que los voluntarios y mercenarios enviados a Ucrania volverán con un absoluto conocimiento de batalla», según ha recogido la agencia de noticias TASS.

Zajarova ha señalado así que las autoridades de Rusia ya han comunicado esta postura a los países implicados. «Se les revelaron los detalles», ha dicho antes de matizar que la advertencia «habría surtido efecto».

Las palabras llegan poco después de que decenas de países hayan anunciado el envío de armas y material militar a Ucrania. Algunos de estos países, como Polonia o República Checa, se han planteado modificar la legislación actual para eximir de responsabilidad penal a aquellos ciudadanos que quieran alistarse a la Legión Internacional de Defensa Territorial de Ucrania, una estructura anunciada por el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, para luchar contra las tropas rusas.