El Municipio de Quito informó mediante la Secretaría de Movilidad que los salvoconductos emitidos en Quito desde el 14 de septiembre hasta el 22 de diciembre quedan suspendidos hasta una nueva disposición del COE Nacional. 

La información la dio Guillermo Abad, Secretario de Movilidad mediante conferencia virtual este miércoles 23 de octubre desde las 16h00. La resolución entrará en vigencia desde el jueves 24 de diciembre de 2020.

Las excepcionalidades las manejará el COE Nacional, dijo Abad. Además, informó que las personas de tercera edad y con discapacidad tendrán que someterse también a la restricción vehicular y podrán movilizarse en los días que le corresponda a su placa.

En caso de emergencias se deberá llamar al ECU911 para justificar la movilidad. «Las personas que generen el control también evaluarán la emergencia», añadió el Secretario de Movilidad.

«Uno de los problemas era que no se tenía la capacidad de leer en aparatos electrónicos. No existen salvoconductos que revisar, simplemente si no está en el día habilitado por el número de placa se está violentando contra la disposición. En las excepcionalidades se deberá indicar los documentos que avalen la actividad a la que se dedican», explicó Abad.

Advertencia de sanciones

El Secretario de Seguridad, César Díaz se sumó a la rueda de prensa y dijo que los centros comerciales que no cumplan con el aforo de 50 % podrán ser sancionados hasta con seis mil dólares y en caso de reincidir se procederá a su clausura.

Díaz dijo que que se está realizando el control de aforo con agentes de control. «Nuestro propósito no es sancionar, nuestro propósito es hacer un acompañamiento a este esfuerzo de reactivación económica, pero cumpliendo con las medidas de bioseguridad» añadió.

Sobre los enfrentamientos registrados en el Centro de Quito entre agentes municipales y ciudadanos este mediodía, dijo que en el sector deEl Tejar realizaron una inspección de acuerdo a una denuncia en la que individuos estarían vendiendo tabacos de procedencia dudosa. 

«Se confiscó 43.930 unidades de tabacos que estaban siendo comercializados sin ningún tipo de registro sanitario ni certificación oficial para ser expendidos» dijo Díaz. Además denunció que existió agresión por parte de los ciudadanos a los agentes del eje de control. EL UNIVERSO