La suscripción de la resolución de San Antonio de Pichincha como parroquia rural inclusiva del país, se dio durante una jornada de capacitación sobre discapacidades y adulto mayor; el pasado 26 de octubre.

La orquesta de cámara SINAMUNE integrada por niños, niñas y jóvenes con discapacidad deleitaron y pusieron a bailar a los asistentes, dando inicio al acto.

La declaratoria de San Antonio de Pichincha, como primer territorio inclusivo del Ecuador responde a una iniciativa ciudadana liderada por Martha Álvarez del Frente Juvenil Amanecer; cuyo proyecto recibió el total apoyo del Ing. Alex Troya, presidente de GAD, además del jurista David Guzmán del GAD Calderón, experto en gestión publica en parroquias rurales.

[metaslider id=”7092″]

Durante su intervención Troya, máxima autoridad del GAD de San Antonio de Pichincha, indicó: “en la ruralidad, no estamos solo para el agro o actividades de servicio. Somos capaces de generar políticas públicas”. “La política de discapacidades nos enfrenta a una realidad nueva y de formación, tanto en los niveles de educación, como con aquellos que hacen obra pública”. Las recientes políticas ya constan en el Plan Operativo Anual 2019, agregó.

Las ponencias de formación sobre: accesibilidad universal y derechos de personas con discapacidad estuvo a cargo de Elizabeth Leines, miembro del CONADIS. Ivonne Alvarado de APADA se refirió a generalidades y trato a personas con asperger y autismo. Sonia Andrade de CORV-CPME trato derechos y buen trato al adulto mayor.

El art. 64 del COOTAD “asigna como función de los GAD Parroquiales Rurales implementar, diseñar e impulsar políticas públicas parroquiales en el marco de sus competencias y para la construcción de equidad e inclusión en su territorio”.

Resolución

En consecuencia, los nueve testigos de honor encabezados por el vocal, Ramiro Pérez en nombre del Ing. Troya, acuerdan por la ciudadanía:

1.-Declarar a San Antonio de Pichincha como localidad inclusiva, para fortalecer la voluntad del GAD “de adecuar sus competencias, atribuciones, funciones y programas institucionales para garantizar los derechos de los grupos de atención prioritaria”.

2.- “Aprobar el contenido de las políticas públicas territoriales generadas por el GAD”.

3.- “Activar mecanismos de participación ciudadana y veeduría para garantizar la ejecución, seguimiento y evaluación de las políticas territoriales”.

Finalmente, la construcción de espacios que permiten el fácil acceso a personas con capacidades diferentes, mejorará la convivencia de toda la comunidad de San Antonio de Pichincha. /G. Pagalo