Con 14 votos a favor, el Concejo del Distrito Metropolitano de Quito aprobó la resolución para la instalación de cabinas públicas de lactancia (lactarios) en las dependencias municipales, estaciones de transferencia y terminales terrestres del transporte público municipal y otros espacios de la administración municipal.

La resolución fue iniciativa de la Concejal Analía Ledesma, quien consideró que con este proyecto se busca combatir la violencia estructural y obstétrica en Quito, además que, la lactancia es uno de los momentos que mayor impacto tienen madre e hijo en los primeros meses de vida. “Cuando una madre amamanta a su niño, no solo lo alimenta, sino que ambos realizan un intercambio de sensaciones, emociones y sentimientos”, acotó Ledesma.

Para la concejal Ledesma, es prioritario crear espacios que brinden seguridad y confianza en la madre al momento de amamantar a su bebé, la lactancia es uno de los grandes procesos naturales que salvaguardan el equilibrio emocional y psíquico de los niños y niñas en crecimiento. “Un niño amamantado bajo las circunstancias correctas, será un adulto física y emocionalmente más saludable que aquellos que no pudieron acceder a este derecho, señaló.
“Lactancia Materna Responsable” será considerada como política pública en el Distrito Metropolitano de Quito y se dispondrá a las Secretarías de Salud, Comunicación e Inclusión Social del Municipio del Distrito Metropolitano de Quito, se desarrollen de campañas de socialización sobre la importancia de la lactancia materna, manifestó la concejal.

Finalmente, Analía Ledesma dio a conocer que se solicitará, la implementación de salas o cabinas de lactancia, de acuerdo a las necesidades del entorno, en los Centros Municipales de Educación Inicial (CEMEI), como parte de la política integral de maternidad responsable, “estamos construyendo futuro en una ciudad que camina hacia Estado de Bienestar y justicia social”, manifestó.