Más modalidades, más carreras, más programas. Oferta académica pertinente bajo la autonomía responsable de las instituciones de educación superior.

Es lo que se conseguirá, según Andrea Montalvo, secretaria de Educación Superior, con el nuevo reglamento a la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES).

En un video de esa entidad, difundido en redes sociales, afirmó que son tres hitos que se alcanzarán con ese reglamento.

La funcionaria agregó que se elimina el examen de acceso a la Educación Superior de la Secretaría de Educación Superior (Senescyt) y esa competencia pasa a las instituciones de Educación Superior. Esa entidad velará porque se cumpla con los criterios de transparencia, eficiencia, ética, acceso y acciones afirmativas, indicó.

Las universidades y escuelas politécnicas, en el marco de su autonomía, determinarán un mecanismo, de ser necesario, que el aspirante deba seguir para el ingreso a la respectiva carrera.

“Si la universidad o Escuela Politécnica considera que no es necesario aplicarlo, podrá admitir al estudiante únicamente con la nota del examen de grado tomada por el Ministerio de Educación”, indicó la Senescyt, en un comunicado.

Esa cartera de Estado aplicará en el primero de bachillerato un test de orientación vocacional a los estudiantes lo cual, para la Senescyt, permitirá desarrollar un plan de profesionalización basado en sus habilidades y competencias.

La Secretaría de Educación Superior desarrollará e implementará una plataforma para el Acceso a la Educación Superior dentro de la cual cada universidad contará con un perfil propio, anclado a su página web y a través de la cual los estudiantes podrán postular a las carreras que deseen.

Mediante esa plataforma, se dará un seguimiento a las fases del proceso de postulación.

El tercer hito para Montalvo es que se garantizará la continuidad educativa de los bachilleres y se fortalecerá la autonomía financiera.

Ese reglamento empezará a regir a partir del primer periodo académico del 2023. 

Fuente: El Universo