La mañana del sábado, 8 de enero, miembros de las instituciones de seguridad y control del Municipio de Quito, en coordinación con miembros de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas del Ecuador, realizaron una inspección al sector conocido como Lote A36, en el Barrio Ecuador, en la zona de Calderón.

El operativo preventivo permitió verificar que no se sigan construyendo casas en este sector, donde con anterioridad la Agencia Metropolitana de Control (AMC) había suspendido las obras, esto tomando en cuenta que las construcciones se han realizado en sectores no permitidos, que pertenecen al Municipio, en espacios verdes, o que se encuentran en la línea de alta tensión eléctrica.

En estas labores participaron: 300 efectivos de la Policía Nacional,120 uniformados Cuerpo de Agentes de Control Metropolitano, 30 agentes de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT); 20 efectivos del Cuerpo de Bomberos de Quito; 20 efectivos de la AMC; miembros de las Fuerzas Armadas; 10 funcionarios de la Secretaría de Seguridad; a este grupo se sumó personal de la Unidad Patronato Municipal San José y de la Secretaría de Inclusión Social. Además del CACMQ tres buses, dos camiones, 15 motocicletas, siete patrulleros.

Daniela Valarezo, secretaria de Seguridad y Gobernabilidad del Municipio de Quito, indicó: “la intención de este operativo, además de ser integral, es que la ciudadanía sepa que no puede apostarse en espacios que no cuentan con permiso; la presencia del Municipio de Quito es para garantizar la seguridad de los habitantes del sector”.

La Secretaría indicó que estos operativos disuasivos serán planificados para realizarlos periódicamente y servirán, también, para respaldar el trabajo que realiza la AMC, pues estos funcionarios han recibido agresiones de parte moradores del sector; cuando los funcionarios solicitan los permisos de construcción, verificación de propiedad y uso de suelo.

“Hoy vinimos con mayor cantidad de funcionarios para hacer una intervención integral en más espacios. El trabajo del Municipio continúa aquí y en otros sectores del distrito, es importante que la ciudadanía recuerde que estamos trabajando para ellos», concluyó Valarezo.

Las autoridades, acompañadas por los miembros de seguridad, visitaron casas y construcciones, en las que era evidente que se encontraban trabajando, ya sea levantando loza, paredes, etc. En estos espacios se procedió a colocar los sellos de suspensión de obra y cintas de seguridad, para evitar que se sigan erigiendo edificaciones.

Los funcionarios realizaron el trabajo en dos cuadrantes, para verificar las construcciones ilegales. Es importante recordar que este espacio está sobre una ladera y no es aconsejable construir en sectores con pendientes.

Jaime Villacreses, supervisor de la Agencia Metropolitana de Control, señaló que el operativo permitió verificar procesos constructivos en marcha y que estos no se realicen en espacios públicos o en propiedad privada de terceros, dado que esto es una infracción que se encuentra tipificada en el Código Municipal y obviamente tiene sanciones y correctivos.

Los operativos de control son permanentes en este sector, a los habitantes se les ha socializado la imposibilidad de construir en este espacio, y menos aún si no se cuenta con un permiso; “existen predios que están ubicados en zonas inseguras, están en riesgo la vida de personas, predios que se encuentran debajo de tendidos eléctricos, lo que buscamos es proteger la vida de las personas y que se respete la normativa metropolitana”, dijo Jaime Villacreses.

El funcionario solicitó a la ciudadanía que antes de iniciar con una construcción cuente con un permiso o autorización; carecer de estos documentos constituye una infracción administrativa, que conlleva multa o incluso se puede llegar al derrocamiento de esas construcciones.

Funcionarios recorren la ciudad para inspeccionar las construcciones ilegales y para socializar la normativa, para así evitar que la ciudadanía sea sancionada o que invierta dinero en procesos constructivos informales y que luego se hagan derrocamientos.