Gustavo Alfaro, seleccionador de Ecuador, está haciendo su mejor trabajo, pero no solo en la cancha. Es que el entrenador de la Tricolor se preocupa de los detalles, desde hacer sentir bien a los familiares de sus jugadores y para eso pone el ejemplo con los suyos.

Cuando terminó el partido que derivó en una victoria frente a Qatar, lo primero que hizo el argentino fue buscar a su familia y compartir, era como si la cancha del Al Bayt de Khor era un parque, abrazó a los suyos, tomó agua, rió y luego hizo lo mismo con la familia de los seleccionados, entre esas la de Jeremy Sarmiento.

Alfaro es de los que sabe que cuando hay victorias, el jugador a veces se pone eufórico y en el trato con la prensa puede que se le vaya una que otra declaración de alegría que podría ser mal usada.

Es por eso que el seleccionador, tras el debut triunfal, pidió mesura y él dio el ejemplo: cambió los planes de Ecuador, hizo que el entrenamiento sea sin prensa.

Ecuador, que entrena en el complejo del Mesaimeer FC de cara al partido contra Países Bajos, solo tendrá un contacto con la prensa hoy y exclusivamente dos jugadores atenderán los requerimientos de los periodistas.

La Tri, que comparte el liderato del grupo A con su próximo rival, entrenó el lunes 21 de noviembre a puertas cerradas, lo mismo hará este miércoles 22 de noviembre y el jueves 23 de noviembre. La prensa tendrá 15 minutos, pero sin contacto con los seleccionados.

El partido ante los neerlandeses será el viernes 25 de noviembre a las 19:00 de Qatar, 11:00 de Ecuador.

Sobre lo que se viene ante Países Bajos, Alfaro dijo: “Este plantel tiene un compromiso muy grande, pero esto no alcanza y hay que salir a confirmarlo en los partidos que vengan”.

En zona mixta del Al Bayt, donde estuvo EXPRESO, se vivieron momentos de euforia. Cuando los jugadores pasaron, el ambiente era de felicidad total. Romario Ibarra, después del partido, volvió a colocarse el estabilizador en su mano derecha, dijo que no tenía problemas de nada, solo para estar más tranquilo, pero que eso no era de preocuparse.

Contra Países Bajos vamos a tener dos ataques y hay que aprovecharlos. Si queremos tener pretensiones eso lo tenemos que mejorar
Gustavo Alfaro, entrenador de Ecuador

El campeón del fútbol mexicano recalcó que esto recién empezaba, pero que no hay festejar nada hasta que se consiga el sueño de poder estar en octavos de final.

Ecuador ha tenido 24 horas más de descanso, debido a que recién ayer jugó Países Bajos, próximo rival tricolor. Eso es favorable para el próximo compromiso, donde la idea es asegurar la clasificación a octavos de final, que sería la segunda en la historia de Ecuador. Antes lo hizo en Alemania 2006, en el grupo donde enfrentó al anfitrión, Polonia y Costa Rica.

Pero el primer partido del combinado nacional tuvo ecos, incluso entre la misma plantilla, donde el inevitable tema fue el estadio climatizado debido a las bajas temperaturas.

Los tricolores conversaban que era la segunda vez que una selección ecuatoriana jugaba en una refrigeradora, casi como si estaban con “acondicionador de aire”. La Tri ya vivió esto en el 2016 en la Copa América Centenario celebrada en Estados Unidos, particularmente en Phoenix. Esto porque debido al clima se juega con un sistema de ventilación para evitar el calor y que eso haga mella en los aficionados y jugadores.

Al igual los hinchas de Ecuador, el lunes 21 de noviembre salieron a buscar abrigos para llevar al partido del viernes, donde un empate o la victoria nos colocaría con ganas de seguir soñando en esta cita máxima.

FUENTE: EXPRESO