Si el empresario Álvaro Noboa fuera candidato a la Presidencia de la República, y las elecciones hubieran ocurrido al 2 de diciembre, hubiera quedado en cuarto lugar, con el 5.7 por ciento de la intención de voto, según una encuesta de la empresa CEDATOS, tabulada al 2 de diciembre.

En primer lugar hubiera llegado el correísta Andrés Arauz, con el 33.5 por ciento, seguido del opositor Guillermo Lasso, con el 31.6. En tercer lugar se encuentra el candidato de Pachakutik, Yaku Pérez, con el 13 por ciento de la intención de voto.

La encuesta ha tabulado las respuesta de aquellos que respondieron que ya han decidido por quién votar en las elecciones presidenciales: esto es el 37,5 por ciento de las personas interrogadas. El 56 por ciento dice que aún no ha decidido. El 8.2 por ciento, no sabe o no respondió.

Curiosamente, la mayor fortaleza de Noboa se encuentra entre los jóvenes de entre 16 y 25 años del «resto de la sierra», exceptuando Quito, donde no llega ni al uno por ciento de la intención de voto.

Arauz, en cambio, es el preferido por los hombres mayores de 46 años, «del resto de la costa», exceptuando Guayaquil, donde queda segundo, después de Lasso.

Lasso es el preferido de Quito y Guayaquil, aunque las preferencias por él son bastante equilibradas en todos los segmentos, en los que se encuentra primero en todos, con excepción del «resto de la Costa, exceptuando Guayaquil», donde queda en segundo lugar, y donde es sobrepasado por Andrés Arauz, que obtiene el 47 por ciento de la intención de voto en ese segmento.

El sector donde más daño hace la candidatura de Álvaro Noboa a la de Guillermo Lasso es entre los jóvenes entre 16 y 25 años de Guayaquil y del «resto de la sierra, exceptuando Quito».

La encuesta realizada a personas a partir de los 16 años, en alrededor de 1.800 hogares, en 16 ciudades y localidades rurales de la Sierra, Costa y Amazonía, tiene un nivel de confianza del 95 %.

Andrés Arauz y Carlos Rabascall, candidatos a la presidencia y vicepresidencia de la República por el correísmo, en una foto subida a Facebook por Arauz, el 30 de octubre de 2020.
Guillermo Lasso, en Guayaquil, el 8 de diciembre de 2020.

El caso Alvarito

La candidatura de Álvaro Noboa se encuentra en compás de espera, después que la madrugada del 9 de diciembre, el  Tribunal Contencioso Electoral dispuso al Consejo Nacional Electoral que garantice al Movimiento Justicia Social, listas 11, para que «cuente con el tiempo razonable y los medios adecuados para que realice el proceso de elecciones primarias y aceptación de candidaturas en aquellas circunscripciones electorales que no las hubiera realizado por no disponer del mismo tiempo y certeza que las demás organizaciones políticas».

Justicia Social, un movimiento fundado y dirigido por Jimmy Salazar, marido de la exsecretaria del expresidente Rafael Correa, Pamela Martínez actualmente condenada por corrupción por el Caso Sobornos) ha anunciado su intención de inscribir la candidatura presidencial de Álvaro Noboa Pontón, después de haber considerado la de Fabricio Correa y luego la de Carlos Cassanelo.

El CNE, que ya anteriormente ha respondido al Contecioso Electoral, que Justicia Social ya realizó elecciones primarias en dos ocasiones, y que al no haber inscrito al candidato Cassanelo en el tiempo reglamentario, no puede ya inscribir un candidato, no se ha pronunciado todavía a este nuevo requerimiento del Tribunal.

Sería la quinta vez que Álvaro Noboa, de 70 años, se candidatiza a la Presidencia de la República, después de haberlo hecho en 2002, 2006, 2009 y 2013. LA REPÚBLICA EC