Agencia Andes

Un sismo de magnitud 6,3 grados en la escala de Richter, a una profundidad de 10 kilómetros, sacudió esta tarde la localidad costera de Jama, en la provincia de Manabí, sin que se produzcan daños de consideración ni víctimas, según reportes oficiales de las autoridades.

El movimiento telúrico se registró a las 17:29 (22:29 GMT) y luego le siguieron varias réplicas de diferente magnitud, según los reportes  del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional.

De su parte, el Instituto Oceanográfico de la Armada confirmó que el temblor no reunió las condiciones para provocar un tsunami, particular del que se dio aviso a todas las capitanías de puerto de la franja costera.

Luego del sismo, en Portoviejo la gente salió a las calles y no se registraron daños materiales ni afectaciones en las personas, así lo reportó un equipo de ANDES destacado en el lugar.

El Geofísico también recibió reportes de que se sintió con fuerza en las ciudades de Guayaquil y Quito, donde ciudadanos aplicaron los procedimientos de evacuación tanto en establecimientos públicos como privados.

Las autoridades dispusieron por el momento que se eviten eventos que tiendan a concentrar a personas.

La Secretaría de Gestión de Riesgos, Alexandra Ocles, confirmó que este sismo constituye una réplica del terremoto de 7,8 grados de magnitud del 16 de abril de 2016.

Ángel Rojas, alcalde de Jama, indicó que algunos postes de luz resultaron afectados y que se está trabajando para arreglarlos y que la gente luego del movimiento telúrico salió a las calles.

Fabricio Díaz, gobernador de Manabí, indicó que se reportó el colapso de una casa en el cantón Junín, mientras que se registraron 16 llamadas de emergencia por pánico de habitantes.

Las unidades médicas del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) y del Ministerio de Salud están operativos al 100%, comentó Díaz a la televisión pública.

Luego de una inspección, la estatal petrolera Petroecuador informó que no se presenta ningún tipon de afctación en sus instslaciones situadas a lo largo de la Costa y la región insular.

Según el ECU 911 de Portoviejo, se registraron 12 llamadas de consultas, dos llamadas normales de una persona en estado de gestación y una persona con fractura por una caída producto del sismo.

Andrés Sandoval, director general del ECU 911, informó que no se habían registrado «incidentes relevantes» luego del sismo y llamó a los ciudadanos a guardar la calma e informarse por medios oficiales.