Hasta este domingo 13 de diciembre de 2020, en el Ecuador se ha registrado un total de 202.100 casos positivos por covid-19. Según el Ministerio de Salud, el acumulado de contagiados en todas las provincias sigue en incremento.

La cartera de Estado explicó que la pandemia aún se encuentra en estado de transmisión comunitaria. En las provincias de Pichincha, Azuay, Galápagos, Morona Santiago y Santa Elena hubo más casos entre la actual semana epidemiológica y la pasada.

En el país se ha presentado la denominada “transmisión silenciosa”, que combina a pacientes presintomáticos y asintomáticos que propagan el virus. Eso explica los recientes brotes, según las últimas pruebas científicas realizadas en Ecuador.

Este tipo de transmisión quiere decir que no solamente es necesario el aislamiento a los casos positivos sin síntomas, sino a todos aquellos con los que tuvieron contacto cercano. Con ello se disminuirá la velocidad propagación y se minimizará el resurgimiento de “brotes explosivos”.

El Ministerio de Salud recalcó que es fundamental mantener recaudo y aplicar medidas de bioseguridad para evitar el contagio en estas últimas semanas de diciembre, en las que la población tradicionalmente se reúne para celebrar las festividades navideñas y de Fin de Año.

Recomendaciones para la población

El uso obligatorio de mascarillas, lavado de mano constante, desinfección de espacios públicos y privados, ventilación y distanciamiento social son los protocolos sanitarios dispuestos en esta nueva normalidad. Sin embargo, el Ministerio de Salud informó que es necesario ejecutar otra serie de medidas.

Ante la posibilidad de que el virus se propague por la cantidad de pacientes asintomáticos, la recomendación es que al menor síntoma se aisle de manera preventiva, sin importar si aún no se realiza una prueba PCR. Además, sus contactos en los últimos siete días también deben confinarse por precaución.

La aglomeración de personas en los centros comerciales se ha convertido en un factor de riesgo para la población. Los expertos sugieren no caminar por pasillos o corredores mientras se consumen alimentos o bebidas y la mascarilla está debajo del rostro.

En cuanto a las reuniones familiares, si en la última semana uno de los integrantes ha sentido malestar, síntomas o señales de estar enfermo no debe participar en los encuentros sociales. Es preferible que las cenas sean entre pocas personas, por corto tiempo y en lugares ventilados. EL TELÉGRAFO