Susana del Carmen L., de 79 años de edad, fue sentenciada el miércoles 27 de enero del 2021 a tres años de prisión, una multa de cinco salarios básicos unificados y una reparación de 45.000 dólares por el atropellamiento con resultado de muerte de la joven de 24 años Michell Alexandra Cuñas.

El fiscal especializado en accidentes de tránsito, Pablo Santos, presentó diez testigos y peritos para comprobar su teoría del caso: el 4 de junio de 2019, en el parqueadero del Centro Comercial Cumbayá, sucedió un accidente de tránsito, de tipo atropello con arrollamiento. La víctima quedó herida y después falleció en la casa de salud a la que fue trasladada.

La ya sentenciada, con el vehículo que conducía, golpeó y pasó sobre la joven, aplastándola, para luego fugarse del lugar del incidente, lo que según el Código Orgánico Integral Penal (COIP) fue un agravante para su sentencia.

De los peritos que entregaron su testimonio, el capitán Patricio Campaña, quien efectuó el reconocimiento del lugar de los hechos y determinó la causa basal o hecho probable por el que sucedió el accidente de tránsito, precisó que Susana del Carmen L. A. condujo sin atención a las condiciones de tránsito de ese momento, es decir, ante la presencia del peatón.

“No realizó ninguna maniobra evasiva – activa o pasiva-, como frenar, cambiar la dirección o pitar, ante la presencia del peatón, que además, caminaba de espaldas al vehículo”, añadió el fiscal.

La mujer procesada, en su testimonio, dijo que no vio al peatón, que solo escuchó un golpe y pensó que le iban a asaltar, porque llevaba dinero para depositar en un banco, ubicado a 40 metros del lugar del impacto. Su defensa añadió –en su intervención– que la víctima se cayó.

Pero los testimonios de testigos presenciales –como el relato guardia del parqueadero–  coincidieron en que Michell caminaba de espaldas cuando el auto la impactó y pasó por encima.

De esta forma se demostró que la ya sentenciada infringió el deber objetivo de cuidado, es decir, la atención especial al contexto y a las normas que se debe tener al conducir, para no incrementar cualquier tipo de riesgo con acciones innecesarias.

Al final del anuncio oral de la sentencia condenatoria, la defensa de la procesada solicitó audiencia de suspensión condicional de la pena, a señalarse en los próximos días. Actualmente,  Susana del Carmen L. A. está en arresto domiciliario con custodia policial.