Tres bomberos sufrieron quemaduras de primer grado mientras combatían el incendio forestal que, por tercer día, afecta al cerro Casitagua, en el sector de Pomasqui, noroccidente de Quito.

Esteban Cárdenas, comandante del Cuerpo de Bomberos de Quito (CBQ), explicó que en la parte alta norte del cerro hubo remolinos de viento que generaron un ascenso de una ráfaga de fuego.

“Ellos estaban apagando los focos (…) tuvieron que evacuar de manera brusca a un sitio que recién había pasado el fuego con temperaturas muy altas por lo cual sufrieron quemaduras de primer grado en las plantas de sus pies”, dijo Cárdenas.

El jefe de los Bomberos agregó que aún hay focos aislados pequeños. Agregó que ese tipo de incendios podrían durar algunos días más.

Cárdenas explicó que el incendio puede durar varios días. Mientras haya focos aislados, no se puede declarar que el incendio quede controlado, explicó el comandante de bomberos.

Apoyo de bomberos de otros cantones

Cuatrocientos efectivos, entre ellos al menos 85 bomberos de 12 localidades de Ecuador, ayudan a combatir el fuego que arde desde hace más de 50 horas en el cerro Casitagua, en la zona de Pomasqui, provincia de Pichincha.

Desde tempranas horas de la mañana, bomberos de Cotacachi, Ibarra, Latacunga, Saquisilí, Pujilí, Puerto Quito, Riobamba, Rumiñahui, Santo Domingo, Tulcán, Ambato y Lago Agrio recibieron instrucciones para ejecutar labores de apoyo en el cerro Casitagua, desde tierra, mientras continúan las operaciones de extinción en los focos activos del incendio forestal también desde el aire con la participación de 4 helicópteros, dos de Fuerzas Armadas, uno de Bomberos Quito y uno de Policía Nacional.

De acuerdo a informaciones de la mañana, el incendio ya fue controlado en el flanco sur y centro. Ahora se siguen acciones en el flanco norte, que continúa ardiendo debido a la resequedad de la vegetación, el sol incandescente y los fuertes viento.