El lunes 31 de agosto termina la restricción que durante más de un mes se ejecutó en 18 provincias de Ecuador, donde se prohibió la venta y consumo de alcohol y se amplió el horario de toque de queda de viernes a domingo.

Los controles se realizaban en dos provincias de la Costa. Diez de la Sierra y seis de la Amazonía.

En los cantones de las provincias de Carchi, Imbabura, Pichincha, Cotopaxi, Tungurahua, Bolívar, Chimborazo, Cañar, Azuay, Loja, Esmeraldas, Santo Domingo de los Tsáchilas, Sucumbíos, Napo, Orellana, Pastaza, Morona Santiago, Zamora Chinchipe, sin importar el color del semáforo (verde, amarillo o rojo) se impuso una normativa de control de viernes a domingo con toque de queda desde las 19:00 hasta las 05:00.

Además, se prohíbe la venta y consumo de licor desde este viernes 28 al domingo 30 de agosto. Será el último fin de semana.

El fin de esta restricción la confirmó la ministra de Gobierno, María Paula Romo, debido a que en la primera quincena de septiembre terminará el estado de excepción nacional a causa de la pandemia de coronavirus.

Desde el próximo 13 de septiembre se espera que los municipios de cada uno de los 221 cantones del país se hagan cargo de los protocolos de bioseguridad de sus ciudadanos.

Por ello, esta semana las autoridades presentaron la estrategia denominada ‘Yo me cuido’. Así, desde mediados de septiembre no habrá restricción de toque de queda, ni en la circulación vehicular mediante el último dígito de la placa y tampoco la intervención de la Policía y Fuerzas Armadas en esos controles. EL UNIVERSO