Un enfermero que trabaja en los servicios de emergencia de San Diego (California) ha dado positivo en coronavirus apenas unos días después de que le hubieran administrado la vacuna de Pzifer, según informan medios estadounidenses y recoge Efe.

El sanitario, Matthew W, recibió la primera dosis de la vacuna de Pfizer y BionTech el 18 de diciembre y los únicos efectos secundarios que notó fue dolor en la zona del pinchazo. Según comentó a la emisora KGTV, una afiliada de la cadena ABC News, el único efecto secundario que sufrió tras ser inoculado con la vacuna fue dolor en el brazo.

Seis días después, tras realizar un turno en la unidad de emergencias de su centro sanitario con pacientes de Covid sintió escalofríos, dolor muscular y fatiga. Una prueba en el hospital confirmó que era positivo.

La inmunidad no se logra hasta pasados unos días de la segunda dosis

Según expertos consultados por la cadena, este caso no es «algo inesperado», ya que los pacientes vacunados no desarrollan una protección decisiva contra el coronavirus inmediatamente después de recibir el medicamento. También podría ser que el enfermero se hubiera infectado antes de recibir la vacuna.null

«Sabemos por los ensayos clínicos de la vacuna que lleva entre 10 y 14 días comenzar a desarrollar la protección», comentó Christian Ramers, especialista en enfermedades infecciosas de los Family Health Centers de San Diego.

Los ensayos clínicos con la vacuna han demostrado que la inmunización, que llegaría al 95% de los vacunados, se puede conseguir días después de haber recibido una segunda dosis del preparado que, en el caso del de Pzifer, tarda unos 21 días en ser inoculado de nuevo.

Este caso refleja la necesidad de no bajar la guardia a pesar de estar vacunado. «Se oye a los profesionales de la salud ser muy optimistas acerca de que será el principio del fin, pero será un proceso lento, de semanas a meses, a medida que lancemos la vacuna», dijo Ramers. AGENCIAS