Este domingo 2 de abril arrancó la campaña “Tienen derecho a votar” impulsada por el Consejo Nacional de Discapacidades (Conadis) cuyo objetivo es garantizar el voto de las personas con discapacidad.

Unos 2.500 vehículos entre taxis y particulares de unieron a la campaña. En Quito se reunieron 250 automóviles desde la Tribuna de los Shirys de donde salieron acompañados de personal de la Policía Nacional y de voluntarios de grupos como los Latin Kings.

“Consideramos que la campaña ha sido todo un éxito hemos tenido la colaboración de la Policía, de los Latin Kings y de los compañeros de Unitaxis para atender a todos los inscritos. En Quito se inscribieron 250 personas”, señaló Xavier Torres, presidente del Conadis.

Los taxis retiran a las personas con discapacidad desde sus viviendas ubicadas en distintos barrios de la ciudad y los trasladan a los recintos electorales para que ejerzan su derecho. Ellos votan en la mesa de atención preferente y luego son llevados de regreso a su casa.

Miguel Vega, presidente de la Unión de Operadores de Taxis de las parroquias rurales de Quito, señaló que se unieron a esta campaña para ayudar que estar personas a ejercer su voto, tal como lo hicieron en la primera vuelta electoral del pasado 19 de febrero.

“Es una experiencia muy bonita, nos han capacitado para poder llevarles a las personas con discapacidad a votar y luego a sus casas. Ese es el trabajo que vamos a hacer hoy”, aseguró Vega.

La campaña además garantiza el voto de las personas con discapacidad en los recintos con la instalación de la Mesa de Atención Preferencial, en la que votan además de los discapacitados, las personas de la tercera edad, las embarazadas y personas que no puedas movilizarse.

“Nosotros en la mesa recibimos a los votantes y ellos esperan hasta traer las papeletas de la Junta Receptora de Voto en la que les toca acompañados por un militar y el presidente de la junta”, explicó Edwin Paredes, delegado del CNE en una de las mesas.

A esto se suma el programa de Voto en Casa que se desarrolló el pasado viernes a nivel nacional. En este participaron 776 personas de la tercera edad, que tienen más del 75% de discapacidad física. Personal del CNE acudió a sus viviendas para que pudieran votar. /Andes