El Municipio del Distrito Metropolitano de Quito, a través de la Unidad de Bienestar Animal (UBA) promueve la campaña en contra del abandono de animales de compañía, una infracción muy grave que, según el Código Municipal para el Distrito Metropolitano, Título 6 ‘Del Bienestar Animal’, es sancionada con 10 salarios básicos unificados es decir 4 250 dólares.

La campaña ‘No soy juguete’ se enmarca en el Día del Niño, una fecha especial para los más pequeños de casa, ya que es el día en el que se reivindican sus derechos y en el que recuerdan que la infancia es sinónimo de felicidad y juegos. En este sentido, una de las muestras de afecto más comunes puede ser adoptar un animal de compañía, ante lo cual, la UBA busca concientizar todo lo que implica la tenencia responsable.

Antes de convertirse en un tutor responsable de un animal de compañía, deben considerarse varios aspectos importantes para brindarles condiciones dignas. Es necesario tener presente que se necesitará tiempo, presupuesto, un lugar físico en la casa disponible para el animal, al menos por los próximos 15 años en el caso de elegir un perro, o de 20 años para gatos. Durante este tiempo se deberá cuidar de la alimentación, higiene, salud y bienestar animal.

Sin embargo, las cifras de animales abandonados o entregados en refugios tras haber sido adoptados o comprados durante las festividades, son muy elevadas. Pasada la euforia de las celebraciones, las familias pierden el interés por el animal y se dan cuenta de que no pueden hacerse responsables, lo que conlleva al abandono.

Se recuerda a la ciudadanía que la normativa legal vigente considera infracción a aquellos actos u omisiones que incurran en las prohibiciones o incumplan con las disposiciones del Código Municipal. Las infracciones leves son sancionadas con el 30 % de una Remuneración Básica Unificada (RBU); las graves con una RBU; y las muy graves con 10 RBU.

El proceso de aprendizaje de un animal de compañía debe ser tratado con amor y respeto, sin castigos y maltratos. Los animales son seres que sienten, no son juguetes desechables.

¡No los abandones!