En los últimos días, diversos hospitales a nivel nacional llegaron al máximo de su capacidad o que están a punto de hacerlo. Una de estas casas de salud es el hospital del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS Quito Sur), donde se reciben aproximadamente 800 pacientes diarios.

Las fiestas de fin de año, la indisciplina de la ciudadanía y la presencia de la variante ómicron ocasionaron que las cifras de contagios se mantengan elevadas y crecientes en el mes de enero de 2022.

El director médico de esta casa de salud, Juan Sánchez, comparó las cifras con las del mes de diciembre y explicó que, si bien el mes pasado recibían a alrededor de 120 pacientes que acudían al triaje respiratorio de forma diaria, ahora esa cifra es de al menos 800 potenciales pacientes COVID.

La demanda de camas aún no llega a los niveles más dramáticos que vivió el Ecuador en el pico de la pandemia, pero la unidad médica reporta que el área de Cuidados Intensivos está ya en el 100% de su capacidad, por lo que se ha decidido activar un área nueva de COVID con 34 plazas, sin embargo, a nivel de infraestructura su máximo de camas intrahospitalarias es de un estimado de 180 camas y 40 destinadas para los pacientes pediátricos.

El hospital recibe un alto número de pacientes que presentan algún tipo de síntoma respiratorio como  dolor de garganta, tos constante e intensa, fiebre, dolor de cabeza y pecho, entre otros, por lo que los pacientes deben dirigirse al área de  triaje y hacer fila. Luego de que son evaluados, el médico determina si será necesario realizar la prueba y luego son direccionados al área de hisopado de muestras PCR y finalmente, si se amerita, se entrega el respectivo certificado médico para que el paciente pueda hacer un corto periodo de cuarentena con cuidados en casa.

Las autoridades de salud han estimado que este aumento exponencial de nuevos infectados podría durar alrededor de tres semanas más, no obstante, y aunque la situación hospitalaria se encuentra bajo presión, al menos 1.800 trabajadores del IESS Quito Sur ya se han vacunado con las tres dosis, pues como lo señalan diversos estudios, esto sirve para reducir los efectos más grabes y letales de la enfermedad.

FUENTE: PICHINCHA COMUNICACIONES