Juan Pilatasig, de 66 años, al igual que sus hijas recibieron ya la dosis de refuerzo contra el coronavirus. Él como adulto mayor y ellas como parte del personal sanitario dado que laboran en el área de mantenimiento de hospitales.

Él acudió en las primera horas de la mañana al centro de salud de Guamaní, que se ubica en el extremo sur de Quito. La atención arranca a las 07:30.

Contó que se tardó aproximadamente una hora. Esperó en los exteriores del lugar por algunos minutos y luego ingresó. Él como otros esperaron sentados. Después entraron al vacunatorio. A una trabajadora le presentaron su documento de identidad y ella verificaba si habían pasado los seis meses después de haber recibido la segunda dosis.

Luego se les explicaba que era una dosis de refuerzo de AstraZeneca y que podrían tener algún efecto adverso leve.

PUBLICIDADnull

Carmita García, de 57 años, acompañó a su madre, Lucila Ramírez, de 84, para que recibiera la dosis de refuerzo. Comentó que no hubo demora en la atención. Espera que con la inoculación su madre no se enferme y goce de más años de vida.

Carmen Paredes, de 79 años, contó haber llegado a las 06:40 al centro de salud. Luego de recibir la tercera dosis señaló no haber sentido dolor de la vacuna. No recordaba la marca de vacuna que le fue administrada. Para ella, recibir la dosis de refuerzo significa protección. En su familia varias personas se contagiaron de coronavirus, pero ninguna falleció.

Al hacer una evaluación del proceso, para Silvia Aymaradirectora distrital desde el sector de La Magdalena, en el sur de Quito y Valle de los Chillos, hasta El Quinche del Ministerio de Salud Pública (MSP), ha habido muy buena acogida de la población adulta mayor.

Aymara estimó que en el Distrito Sur unos 20.000 adultos mayores ya habrían recibido el refuerzo y a nivel del Distrito Metropolitano unos 60.000. En ese sector arrancó el proceso el pasado 1 de noviembre, aunque en otros sectores empezó tres días después.

Anunció que se abrirán otros centros masivos de vacunación debido a que el vacunatorio del centro comercial Paseo San Francisco, que se ubica en Cumbayá, atenderá solo hasta el jueves.

La funcionaria contó que una vez que empieza la atención se divide en tres grupos por vacuna: Sinovac, Pfizer, y AstraZeneca.

Para los adultos mayores, los requisitos son la cédula de ciudadanía, carné o certificado de vacunación; de lo contrario, se verifica en el sistema y que hayan pasado seis meses después de la segunda dosis.

Con respecto a la vacunación a niños de 5 a 11 años y de 12 a 17 años, comentó que hay 23 centros educativos habilitados para que los infantes reciban la primera dosis o en algunos casos ya las segundas dosis para los adolescentes.

Según la funcionaria, en la zona sur hay un ligero incremento de casos que está controlado. Lo atribuyó probablemente a aglomeraciones o a que la ciudadanía ha dejado de lado las medidas de bioseguridad.

Uno de esos nuevos contagios podría ser el de David Ortiz, de 36 años. Acudió, al igual que unas diez personas más, a las carpas de triaje del hospital IESS Quito Sur, donde se evalúa si una persona puede o no ser portadora del virus o ser paciente con sintomatología respiratoria. Mientras esperaba para hacerse una prueba de diagnóstico, señaló tener el cuerpo cansado, temperatura e inflamadas las amígdalas.

Padecía de esos síntomas desde el sábado. Hace un mes completó las dos dosis de vacunas contra el COVID-19. Indicó que tras volver de la playa se le dañó su vehículo y el frío del páramo le pudo haber hecho daño.

En esa casa de salud no ven un repunte de pacientes con COVID-19. Su gerente, René Orellana, señaló que han hecho una reacomodación de las áreas a fin de atender a los pacientes de enfermedades generales y disminuir la de coronavirus, pues la presencia del virus ha ido cediendo.

Orellana pidió a la población mantener las medidas de bioseguridad como el uso de la mascarilla, lavado de manos, mantener el distanciamiento social.

En el IESS Quito Sur, con coronavirus había 19 pacientes en hospitalización y 3 en unidades de cuidados intensivos (UCI), este lunes. El pasado viernes había 16 en hospitalización y el mismo número en UCI.

FUENTE: EL UNIVERSO