Llegaron las vacaciones de mitad de año, muy esperadas por los ecuatorianos para darse un merecido descanso. Sin embargo, aquellos que no pudieron planearlo con anticipación, aún están a tiempo de escoger destinos interesantes y aprovechar las buenas ofertas que no faltan, mucho menos en una temporada como esta.

Para incentivar que cada vez más viajeros tengan la posibilidad de disfrutar unas buenas vacaciones sin necesidad de afectar sus finanzas, Jorge Luis Páez, country manager de Despegar Ecuador comenta que “Se han venido realizado alianzas con diferentes entidades financieras del país para ofrecer productos pagando con tarjetas de crédito hasta en 12 cuotas con cero por ciento de interés”.

Enamórese una y otra vez de nuestro país

Para quienes prefieran quedarse en el país, una opción muy atractiva es el Tren Ecuador, nombre con el que se conoce una serie de rutas cortas que cuentan con estaciones ferroviarias hermosamente reconstruidas. Y es que los destinos nacionales están llenos de excelentes razones para pasar un verano inolvidable. A continuación las rutas con las que podrá deleitarse a bordo de esta red ferroviaria:

Andes ecuatorianos: En Ecuador la cordillera de los Andes se divide en dos brazos que corren paralelos hacia el sur y forman el callejón interandino, que es un derroche de biodiversidad. A lo largo de la Avenida de los Volcanes se encuentran ciudades patrimoniales como Quito o Cuenca, con sus auténticos mercados indígenas, ruinas incas, comunidades ancestrales y majestuosos volcanes. En este punto, la cordillera llega a los 6.310 metros sobre el nivel del mar, como en el Chimborazo, que es la cumbre más alta del país y el punto más elevado del planeta medido desde el centro de la tierra.

Tren del Hielo Riobamba-Urbina-La Moya-Riobamba: Este trayecto comienza en Riobamba, que es una típica ciudad andina de los Andes centrales del Ecuador. En un día despejado es posible apreciar todo el esplendor del volcán Altar o Capac Urku, cuya cumbre luce cinco picos que evocan la erupción que se presentó miles de años atrás. Así que este recorrido es un placer para todos los sentidos, pues el contacto con la naturaleza permite disfrutar el aire, apreciar el paisaje y sentir la cercanía de una población amable y sencilla. Se enriquece el trayecto con la aparición del Chimborazo y, si el clima lo permite, se puede celebar la aparición entre la niebla del Carihuairazo. En los páramos del Chimborazo la temperatura puede llegar a cero grados. Con seguridad, el abrigo y una bebida caliente ayudarán a continuar.

Al llegar a la estación de Urbina habrá oportunidad de conocer a Baltazar Ushca, el hombre que se enfrenta a bajas temperaturas y relata con lujo de detalles su ascenso a reconocidas cumbres. De hecho, se enorgullece de ser una de las últimas personas que perpetúa la tradición de ir una vez por semana a visitar al “taita” Chimborazo para pedirle que le “regale” hielo. Justo antes de regresar a Riobamba, se hace una parada en La Moya, donde los descendientes de los Puruhá hablan de la vida en Los Andes –algo que antes era secreto– e invitan a compartir un almuerzo típico (no incluido) en los páramos del Chimborazo.Y el boleto se lo puede adquirir desde $29 por persona, para disfrutar un día inolvidable.

Tren de la Dulzura: Para continuar disfrutando del aire libre, la costa ecuatoriana ofrece la nada despreciable extensión de más de 1600 km de playas y un saludable clima tropical. Para los amantes de la aventura y deportes como el surf, quizás la mejor oferta sea la ruta del Tren de la Dulzura, cuyo recorrido Durán-Naranjito-Durán resume una jornada emocionante en la que, además se rememora la historia ferroviaria del Ecuador. En el recorrido, que se hace en un renovado convoy con aire acondicionado y servicio de bar, se aprecian las maravillas que ofrece el vasto paisaje costanero: las plantaciones, el bosque nublado, la histórica Yaguachi y Milagro, conocida como la ciudad más dulce del país por su considerable producción de piña y caña de azúcar. Cubriendo un costo adicional, los turistas podrán recorrer algunas haciendas del sector, toda una aventura desde $32 por persona.

Vacaciones fuera del país

Si quiere darse un paseo cruzando las fronteras durante este verano, una opción es conocer destinos exóticos. Para eso, Perú y República Dominicana cuentan con lugares que lo sorprenderán a cada paso:

Santuario arqueológico de Pachacamac, Lima: A tan sólo una hora de Lima, en un breve recorrido de 31 kilómetros, se llega por la carretera Panamericana Sur a Pachacamac. La historia registra que fue el principal santuario de la costa central durante más de mil años. Numerosos peregrinos acudían a los rituales que se llevaban a cabo en este oráculo, al que se le reconocía la capacidad de predecir el futuro y hasta controlar los movimientos de la tierra. Lo cierto es que hoy es el complejo arqueológico más grande e importante de Lima.

En él se identifican tres sectores delimitados por antiguas murallas. El primero es la zona ceremonial, que incluye el Templo del Sol, el Templo Pintado, el Templo Viejo y el área denominada “el Cuadrángulo”. Sigue la zona administrativa, dentro de la segunda muralla, constituida principalmente por 17 pirámides con rampa y otras estructuras de carácter administrativo: depósitos, plazas, almacenes, y la Plaza de los Peregrinos, el palacio de Tauri Chumpi y el Acllawasi. Por último, se encuentra la tercera muralla, cuya sencilla arquitectura indica que tal vez correspondió a un área de uso doméstico e incluso que fue utilizada por los peregrinos.

Para esta opción turística hay paquetes que incluyen vuelo, alojamiento en hotel tres estrellas por cuatro noches, cinco días, y alquiler de auto desde USD730 por persona.

Cenote Hoyo Azul, Punta Cana: Se trata de una piscina natural, o cenote, que está en el parque natural Scape Park de Punta Cana. El color turquesa de sus aguas se debe a que allí confluyen agua salada, agua dulce y la lluvia que cae de las rocas en el farallón. Esta particularidad hace de Hoyo Azul una de las principales atracciones turísticas de la isla. Además, como está en la base de un acantilado y le da poco el sol, el agua es más fría que en la costa de Punta Cana. Está permitido bañarse en esta maravilla natural, así que la aventura es completa.

Para este destino el turista cuenta con paquetes que incluyen vuelo, alojamiento en hotel tres estrellas por cuatro noches, cinco días, y alquiler de auto desde $1.771 por persona.

Acerca de Despegar

Despegar es la empresa de viajes online líder en Latinoamérica. Con 19 años en el mercado, opera en 20 países y brinda, a través de su sitio web o de su aplicación móvil, una oferta completa de vuelos, paquetes de viaje, hoteles y productos relacionados con el turismo y el entretenimiento en todo el mundo.

Diariamente, millones de usuarios buscan, comparan precios, planifican y compran a través de un innovador sistema, que con descuentos únicos, planes de financiación y beneficios adicionales, convierten a Despegar.com en líder en el mercado. CL