Ecuador reportó los primeros cinco casos de la variante ómicron BA-2. Desde el Ministerio de Salud aseguraron que ya aplicaron un cerco epidemiológico para evitar su expansión, pero este tipo de virus, que ya afecta a otros países, sería aún más contagioso.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) la ha catalogado como de preocupación porque actualmente sería la causante de uno de cada cinco casos de COVID-19 en el mundo.null

Los investigadores de la Universidad Espíritu Santo fueron los que la identificaron en muestras de pacientes infectados. “Tres de las personas contagiadas con este variante tenían solo dos dosis y dos no estaban vacunados”, comentó Fernando Espinoza, director del Centro de Investigaciones UEES.

Entonces, ¿debemos preocuparnos con la llegada de ómicron BA-2 a Ecuador?

“Esta variante es mucho más contagiosa y puede infectar, incluso, a personas que en enero ya contrajeron la enfermedad”, dijo Espinoza.

Este sublinaje de la variante ómicron se ha desplazado rápidamente a países como Dinamarca y Reino Unido, que ya registran rebrotes importantes desde su aparición.

Por ahora, el Ministerio de Salud solo ha emitido un comunicado en el que asegura que ya inició el cerco epidemiológico de los contactos de las personas contagiadas.

Pero, ¿cuáles son los síntomas?

Los síntomas de la ómicron sigilosa son, por lo registrado hasta el momento, bastante similares a los de la ómicron generaltos, fatiga, congestión nasal, dolor de garganta y cefalea. Algunos de los síntomas más habituales en otras variantes, como la falta de gusto y olfato, aparecen con menos frecuencia en pacientes afectados por este linaje del coronavirus.

El presidente del COE Nacional, Juan Zapata, indicó que este jueves se analizará la posible incidencia de esta variante, aunque por ahora, aseguran que no les preocupa.

Esta subvariente apareció por primera vez en Sudáfrica y Hong Kong en noviembre pasado.