Moradores del barrio La Candelaria, perteneciente a la comuna de Llano Grande, norte de Quito, se encuentran preocupados ante la constante erosión de la quebrada Tamahuco, ubicada en la calle Los Shyris.  

“Como moradores estamos siendo afectados, porque cada vez que llueve el agua se va comiendo más la tierra y desmoronándose a la quebrada”, señala Patricia Chusig, una de las denunciantes.  

Para otro de los denunciantes esta quebrada supone un riesgo debido a que su abertura, con las lluvias y el paso del tiempo, se va extendiendo y acercando cada vez más a los inmuebles y terrenos que se encuentran en las inmediaciones. De igual forma enfatizó que la profundidad de la misma ha ido creciendo. «Hace 20 años podíamos bajar a la quebrada a jugar», rememora.

“Era una quebrada pequeña” también recuerda Patricia “pero entubaron en la parte de arriba, como tipo alcantarillado, y ahora el agua viene con más fuerza a carcomer la tierra de la parte de abajo”.  

Ahora la vecina Chusig solicita la ayuda a las autoridades correspondientes. “Pedimos solución a este problema, ya que la quebrada colinda con el barrio Landázuri. Son dos barrios afectados. Solo los que vivimos este problema sabemos cómo estamos con esta situación”.  

Una de las representantes del barrio, Isabel Andrango, concuerda en que la quebrada se ha ido profundizando y extendiendo, e incluso generando malos olores, pues por este barranco pasan las aguas servidas de Calderón y Llano Grande. «En lo que sí no concuerdo», manifestó para CERO LATITUD, «es que digan que no se ha hecho nada». La dirigenta barrial, que lleva 16 años en el cargo, contó que sí ha buscado ayuda de las autoridades. Hace 10 años, dijo, le ofrecieron al barrio crear un área verde en el lugar en el que ahora ocupa la quebrada. Acotó que hasta antes de la pandemia tuvieron la visita de la ex Administradora Zonal de Calderón, Johana Castellanos, quien les dijo que canalizaría la petición con los entes competentes, pero debido a que fue removida de su cargo en julio del 2020 las conversaciones se estancaron.

Resaltó que su trabajo para la comunidad se ha visto en la red de alcantarillado, construcción de bordillos y adoquinado. «Estamos trabajando en la legalización de las vías. La Epmmop aparentemente, en el sector de Los Dos Puentes, va a invertir para que hagamos las descargas más abajo y nos exigen los planes de los trazados viales», contó.

Por su parte, el presidente de la comuna de Llano Grande, Rodolfo Guachamín, señaló que en enero de 2021 en una caminata por Jalunguilla con el Alcalde de Quito, Jorge Yunda, le comentó de las necesidades de la parroquia. Yunda les direccionó hacia la Administración Zonal de Calderón, que actualmente es presidida por Jassmin Vargas.

Con ella, Rodolfo Guachamín ha solicitado una mesa de trabajo para plantear el problema de la quebrada y otros menesteres de la comunidad. «Seguiremos insistiendo para que se concrete esa mesa de trabajo», declaró el dirigente.