El vicepresidente Alfredo Borrero y la ministra de Salud, Ximena Garzón, realizaron este martes 1 de junio de 2021 una visita sorpresa a tres hospitales de Quito para constatar su funcionamiento.

Su asistencia a estas casas de salud no estuvo planificada, por lo que verificaron que el stock de medicinas estuviese completo.

“No pueden convertirse las instituciones públicas en islas en donde manejan a su antojo las cosas”, manifestó el vicepresidente Borrero, durante el recorrido.

Las autoridades revisaron que todo funcionara con normalidad en los hospitales Baca Ortiz, Carlos Andrade Marín y Eugenio Espejo.

Borrero se mostró asombrado por la falta de medicamentos en las bodegas. Desde su perspectiva, como médico con más de cuatro décadas de experiencia, carecer de insumos es inconcebible. “Vamos a investigar todo con la finalidad de cambiar el sistema para ustedes”, agregó el Vicepresidente.

La ministra Garzón señaló que este tipo de visitas se efectuarán en otros hospitales para detectar las irregularidades y tomar correctivos. “Tenemos que revisar los procesos y hacer un diagnóstico situacional para dar una inmediata solución”, acotó.

En las casas de salud públicas y privadas de todo el país se recibe, principalmente, a pacientes en estado crítico y grave por covid-19. Por eso el Gobierno espera que no haya falencias por la falta de medicinas y recursos. EL TELÉGRAFO