Entre los propietarios de las gasolineras del país hay preocupación por la inseguridad. Por eso, los dirigentes de la Cámara Nacional de Distribuidores de Derivados de Petróleo del Ecuador (Camddepe) solicitaron al Gobierno la «militarización inmediata» de las 1 230 estaciones de servicio que funcionan a escala nacional.

El presidente de ese gremio, Oswaldo Erazo, manifestó a Ecuavisa.com que las estaciones de servicios enfrentan una crítica situación de inseguridad, arriesgando su infraestructura privada y la normal operación de un servicio público, por lo que es necesaria la intervención de las Fuerzas Armadas.

Ante esa situación, a las 10:00 de mañana, se realizará una rueda de prensa para solicitarle formalmente ayuda al presidente Guillermo Lasso. Para el próximo 23 de noviembre está previsto que realicen una asamblea para analizar la problemática de ese sector. «Hay reuniones provinciales y ya hubo una en Manabí, pero ahora lo haremos con los representantes de todas las provincias del Ecuador», manifestó Erazo.

Asegura que 11 atentados con coches bomba se han dado en gasolineras, principalmente en Santo Domingo, Guayas y Esmeraldas. Pero eso no es todo porque los propietarios de las bombas de combustible son víctimas de extorsión (vacunas) a cambio de «seguridad». De igual forma los asaltos con armas de fuego se reportan de forma recurrente. «Ya no hay un ambiente para trabajar pacíficamente«.

Los casos de vacunas se han dado en Santa Elena y Los Ríos. Asimismo, los despachadores de combustible son víctimas de agresiones cuando los ladrones les golpean para quitarles el dinero.

La propietaria de una gasolinera dialogó con Ecuavisa.com y contó que fue víctima de un asalto en el que le arrebataron más USD 15 mil, en marzo del presente año. «Unos individuos nos apuntaron con armas para quitarnos el dinero». A raíz de eso, ella siempre traslada el dinero ahora con el apoyo de la Policía Nacional.

Contó que existe una banda de extranjeros que roba a los dueños de estaciones de servicios falsificando vouchers. «Tienen una máquina con la que imprimen ese tipo de recibos».

En la Camddepe se indicó que la situación de la mayoría de distribuidores de combustible no resiste más y se han dado eventos importantes que afectan su operatividad y no han sido considerados.

FUENTE: ECUAVISA