Yeseña Guamaní (Izquierda Democrática), que asumió el cargo de segunda vicepresidenta de la Asamblea Nacional el 28 de octubre de 2021, se  despide de sus funciones, pues de antemano conoce que “el correísmo y sus aliados” tienen los (70) votos  para destituirla.

Su declaración se produce en momentos en que hoy, 14 de julio de 2022, se instaló el pleno de la Asamblea para conocer el informe de la comisión multipartidista que recomendó su salida por un  presunto incumplimiento de funciones.

En una declaración previa, Guamaní anticipó que se defenderá  legalmente  para dejar por sentadas todas las ilegalidades que se inició con una  denuncia que no  tiene ninguna motivación en su contra. Recordó que la facultad de  mocionar es un derecho que  tienen todos los legisladores, según el artículo 135 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa (LOFL)

“Lo que veremos en la Asamblea es un show político  por parte del correismo. La persecución y la conspiración les ha permitido hoy tener los votos, pero no tienen la razón para destituirme”, dijo.

Agregó que sale del cargo con “honor y dignidad porque aquí no se negocia la decencia y que es lo que tanta falta le hace al correísmo y a sus amigos aliados”, expresó.

Para Guamaní,  es lamentable que la Asamblea busque un pretexto para destituirla “porque les resultamos incomodos para sus pactos bajo la mesa”. Marlon Cadena,  jefe de bloque de la ID expresó que existe una “dictadura atroz de la mayoría”. 

FUENTE: LA HORA ECUADOR