El alcalde de Quito, Jorge Yunda, pidió este martes 15 de octubre la renuncia a todos sus secretarios y gerentes de las empresas de la institución.
Según un comunicado del Municipio capitalino, “el propósito es realizar una rigurosa evaluación de la gestión desplegada por los funcionarios, durante la crisis y tomar decisiones al respecto”.

Esta mañana, Pablo Dávalos anunciaba en su cuenta Twitter, que el alcalde Yunda le había pedido su renuncia “por presiones del gobierno, de la derecha y de grupos de poder”. Según él, como consecuencia de esta decisión se “trunca” temas como el Banco de la Ciudad, “la emisión de bonos verdes para el transporte eléctrico, entre otros”.

Dávalos, quien participó en las negociaciones entre el Gobierno y los movimientos indígenas como asesor de la Conaie, fue exviceministro de Rafael Correa y candidato a la alcaldía de Quito.
Según un tuit del Municipio de Quito publicado la noche de este lunes 14 de octubre: «el excolaborador Econ. Pablo Dávalos, solicitó separarse de sus funciones para ejercer sus actividades políticas».
Esta mañana en el programa Contacto Directo de Ecuavisa, el alcalde capitalino aseguró que durante las protestas nunca tomó una posición, ni a favor del Gobierno, ni a favor del movimiento indígena: «El alcalde de Quito estuvo preocupado de la luz, del agua potable, del transporte, de que los mercados no queden desabastecidos».
«El alcalde de Quito no tomó una posición política, no salió a lanzar piedras a favor de uno, o piedras a favor de otro. Cualquier palabra del alcalde, en esos momentos tan difíciles, tan caóticos, hubiese podido terminar en más tragedia”.